HACIENDO MÚSICA, HACIENDO GRUPO

¿A QUIÉN VA DIRIGIDO?

 

IMPORTANTE: Este es un taller doble de 4 sesiones que abarca tanto el 1º como el 2º turno. Está pensado para personas que quieren además del curso intensivo,  formarse más extensamente en la facilitación y música. Por lo tanto es necesario apuntarse a este taller tanto en el 1º como en el 2º turno. 

Está dirigido a todas las personas interesadas en la facilitación y la música sin importar el nivel de conocimiento musical.

Para más info sobre el nivel visita las -> FAQ <-

 


 

DESCRIPCIÓN

 
Dicen que no existen los sustantivos.

Solo los verbos.

Nada es tan sólido como parece.

La mesa del salón es 99% vacío, y antes fue un árbol y después, quizá, caca de termitas.

Tú también antes fuiste un árbol. Y caca.

Todo es un proceso de constante cambiar, crecer, experimentar, escuchar, reconocer…

La facilitación se centra en procesos de cambio. Observar el proceso por el que pasa una persona, o un grupo, es mirar qué le está ocurriendo a nivel emocional, qué camino ha elegido para llegar a su objetivo, qué roles están en juego, y qué cosas están acechando como fantasmas en la sala porque nadie se atreve a nombrarlas…

Facilitar es crear un ambiente de confianza, cercanía y respeto donde todas las voces pueden ser escuchadas. Podemos hablar de la luz y también de la oscuridad… Reconocernos y agradecernos, felicitarnos y regalarnos. También nombrar malestares, vergüenzas, miedos y necesidades, por muy ridículas u obvias que parezcan… Y cuando todo ha sido dicho, emerge la solución por sí sola. Porque también ha sido dicha, entre todxs.

En la música somos testigos de lo delicado que es este mundo. La creatividad necesita una vía muy limpia, y en cuanto entra en juego la reactividad, se hace un lio, y se bloquea.

Y por otro lado la música en sí es una herramienta maravillosa para aprender a conocernos: La escucha, la confianza, las conexiones, la riqueza de la diversidad de voces (timbres, ritmos, texturas) y su enorme capacidad de coexistir al mismo tiempo y construir algo mucho más grande y rico que ninguna de las voces por separado…

Por eso la música y la facilitación tienen mucho que compartir y tanto que enseñarnos juntas.

 


 

CONTENIDOS

 
Introducir las bases de la facilitación como herramienta(s) personal y grupal y cómo aplicarlas, en concreto, en grupos de música. – Transmitir una perspectiva de la música como espejo y maestra de la vida. – Utilizar la música (además de el cuerpo, la voz, el movimiento…) para indagar en procesos personales y grupales y traer claridad.

Aprender RITMO para aprender a “acompasarnos” con el grupo, tanto a nivel musical como emocional, creativo…

Descubrir los planos de la comunicación, tanto musical como verbal (u otras…). – Fomentar la escucha, el respeto, la confianza y el amor de manera práctica.

 

Trabajaremos sobre algunos de estos conceptos:

– El Campo Grupal. ¿Qué se genera en el centro del espacio? ¿Cómo nos afecta?

– Gestión Emocional. ¿Qué siento? ¿Qué mensaje me trae esta emoción? Formas de expresarla.

– Habilidades de Comunicación. Aprender a escuchar. Hablar con claridad. Planos de la comunicación. Diálogo.

– Indagación. La creatividad de las infinitas vías para conseguir algo.

– Toma de Decisiones. ¿Quién toma las decisiones? ¿Cómo se toman?

– Poder, Rango y Liderazgo. ¿Puedo? ¿Existe poder sin opresión? ¿Somos todxs iguales?
Trabajaremos tanto en grupo grande como en pequeños grupos como en parejas como de forma individual. Todxs compartimos de forma diferente en la intimidad de una pareja que en grupos grandes. Abriremos espacios explicativos, otros de compartir opiniones y visiones y
también espacios de reflexión personal.
Y con esta elección introduciremos el concepto de la FRACTALIDAD que atraviesa tanto el paradigma de la música como el de la facilitación. Lo que sucede dentro de mí, esta intrínsecamente relacionado con lo que pasa en una relación entre dos personas y también en grupo. Los niveles personal, interpersonal y grupal están ligados entre sí.
Gran parte del tiempo intentaremos alejarnos de las palabras para sea la música, el cuerpo o el silencio quienes hablen.

 

EFSTATHIOS MAVRIDIS, “DELFINO” Y JAVIER CORTINAS

EFSTATHIOS MAVRIDIS, “DELFINO”

Crecí en Grecia y a los 15 años empecé a participar en grupos horizontales de acción social y política. A los 25 salí de viaje buscando la respuesta a la pregunta: ¿Qué hay que hacer para que lleguen a ser humanamente sostenibles y expandirse nuestros colectivos? La búsqueda me condujeron a la eco-aldea de Lakabe, donde vivo desde hace 10 años. Aunque no he encontrado una respuesta concreta a la pregunta, mi formación en la facilitación y mi propia experiencia de participación activa, me van dando herramientas importante para entender y apoyar procesos. También me han acercado a las realidades, estrategias y necesidades de grupos con otra cultura de la que provengo.

Desde hace 5 años estoy acompañando a varios grupos de manera constante y a muchos de manera intermitente y dando cursos. Hice la formación del instituto IIFACe, y la formación como facilitador de Forum . Normalmente facilito desde el trabajo de procesos, la co-escucha, así como ejercicios-dinámicas donde el cuerpo está presente con el objetivo de llegar a generar un clima de empatía y entendimiento mutuo que considero el suelo más fértil para que las personas y los grupos puedan crecer. Aparte de acompañar personas, relaciones interpersonales y grupos, a partir del 2018 estoy coordinando dos formaciones anuales en esta materia.

La facilitación es lo mejor que creo que puedo ofrecer al mundo como aportación política al momento histórico y colectivo que se está atravesando en occidente, dado el hecho de la poca sostenibilidad humana de los colectivos que actualmente experimentan hacia la transformación social. No es pero lo único a lo que me dedico, dado que también soy cervecero, cuenta-cuentos, panadero, constructor, viajero, músico y más cosas en el camino de llegar a ser… yo mismo.

 

JAVIER CORTINAS

Comienza sus estudios musicales en el colegio a los cinco años, aprendiendo piano y solfeo durante diez años. A los quince comienza a estudiar batería. Acude durante dos veranos al NYSMF (New York Summer Music Festival), tras los cuales ingresa en la Escuela de Música Creativa para continuar con sus estudios como batería de Combo y de Big Band con Carlos Carli. En paralelo comienza con grupos de rock y post-rock improvisado (In Vapour Trails, Golden Orb) y después con bandas de músicas del mundo (Azafrán y Faluka).

Ha sido profesor de batería de la escuela “El Molino Escuela de Artes”, en Madrid, durante dos años.

Con gran interés por los grupos, el cambio de paradigma y la gestión emocional, tras conocer la facilitación en algunos talleres, en 2017 comienza a formarse a través del instituto IIFACe.

Igualmente la pasión por la enseñanza le ha acompañado desde pequeño. En 2015 comienza su taller “Liberar el Ritmo” que ha llevado a diferentes ciudades como: Bilbao, Madrid, Granada, Valladolid, Manresa, Santander, Ibiza… con gran acogida. Ahí experimenta con diferentes juegos donde sacar el mayor potencial de las personas para ponerlo al servicio de la música, pero también para crear un ambiente cuidado donde todxs se sientan reconocidxs.

  

• 3 abril, 2018

Comments are closed.